domingo, 15 de enero de 2017

Clasificación, antes del conteo

En estos días estamos terminando de preparar nuevas actividades para trabajar las matemáticas con los cuentos. Así que cada vez que llego a una de esas tiendas de todo a un euro -o un poquillo más- busco posibles objetos que sean manipulables para esas pequeñas manitas.
Ayer, encontré tres pequeños objetos de madera que además de pasar a ser parte protagonista en el cuento, me van a servir para trabajar la clasificación (que ya hemos tratado en entradas anteriores).


Como veis tengo zorros, calabazas y setas.

¿Cómo podemos trabajar la clasificación?

1. Podemos darle a los niños los objetos, y decirles que los coloquen, para ver de qué manera dan lugar a clasificaciones libres.

2. Damos una consigna "junta los zorros por un lado, las calabazas por otro y las setas por otro"; o podemos trabajar solo con los zorros, y fijarnos en el atributo "color", y la consigna sería "coloca los zorros de cada color en una de las cajas", que si además esta caja tiene un el mismo color que el zorro facilitaremos la tarea.


3. Podemos poner todos los objetos en una bolsa opaca, uno de los niños sacará un objeto de la bolsa y el resto de niños procederán a la clasificación, por ejemplo, con tarjetas donde tengamos dibujados los distintos objetos.

Una vez que tengamos los conjuntos, podemos hacer que los niños cuenten cuántos objetos hay en cada conjunto y le coloquen una etiqueta con el número correcto.

4. Si trabajamos con las setas, podemos contar además cuántas manchitas tienen sobre su sombrero.


5. O con los zorros, podemos trabajar la simetría, incorporando un cordón en nuestro juego.


 (estas dos últimas actividades no estarían relacionadas con la clasificación, y hemos de utilizarlas con cautela, porque los niños inicialmente pueden no entender el objetivo de la actividad).

Voy a seguir preparando mis cuentos... ¡os contaré muy pronto!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada